jueves, 23 de enero de 2014

QUE SE MUERAN LOS FEOS...

Eso, y que no quede ninguno...

No vengo yo a discutir aquí de belleza, pues este que escribe, por mucho que lo mire de cerca, lo mire de lejos, no la encuentra en los espejos...
Ya lo decía Fito... Voy mirándome en los charcos, yo no necesito espejo, sé que soy mucho más guapo cuando no me siento feo...
Bien, será cuestión de confianza... pero lo de la canción esa de "Que se mueran los feos" está hecha a muy mala leche...
Cuando yo era pequeño no era un niño excesivamente miedoso, pues el coco y el hombre del saco me asustaban lo justo, pero era oír esa canción y me iba corriendo a la cama para taparme con la sábana deseando que la parca no me encontrara... ¡Señores, eso no se hace!
Muchos piensan que la belleza física no es lo que importa  (de ahí que cierto hijo de cierta famosa cantante tenga cada día una novia distinta...) y que lo importante está en el interior... y es posible que sea así, no voy a discutirlo, y por otro lado, cada uno tiene una percepción diferente, y alguien habrá por ahí que diga que Woody Allen es muy guapo y que el último Mister Universo es más feo que Tacón (que a lo mejor era guapo)... no pasa nada, la suerte de la fea la guapa la desea...
A mí me da igual cómo sea cada uno y los gustos de cada cual, pero a veces, es cierto que hay artistas que solo se preocupan de su físico. Sin ir más lejos, todos recordamos el famoso grupo alemán de finales de los ochenta llamado Milli Vanilli... Era un dúo requete guapismo y todo eso, y luego resulta que cantaban otros... que a todo esto, no sé si eran guapos o feos.
Al parecer, hay también alguien en Nueva York interesado en esta grupo y en su escandaloso timo, pues han hecho una Ópera para contarnos su vida. Se titula Wow, y han participado el compositor Joe Dierbes, el poeta Christian Hawkey y el director de Ópera David Levine... pero el que espere escuchar las canciones que hicieron famosos a los dos guapismos- falsos-cantantes, se va a quedar con las ganas, en su lugar disfrutará con la música de Wagner y sus maestros cantores de Nurenberg...

Para los amantes de los Vanillis dejo una cancioncilla en donde unos mueven la boca y posan, y otros cantan...


1 comentarios:

Laura Arroyo dijo...

Hola primo!
Me gusta mucho tu blog y lo que escribes.
Fito me encanta y esa frase que nombras, es de mis preferidas.
Te dejo el mio por si quieres pasarte , estás invitado:

http://lauraarroyofotografia.blogspot.com.es/

Falta mucho por actualizar, pero ya irá cogiendo forma.
También te dejo mi página de facebook, por si te gusta la fotografía y quieres ver mis trabajos.
Un abrazo a toda la familia
https://www.facebook.com/lauraarroyofotografia