miércoles, 19 de febrero de 2014

DANIEL NESQUENS Y DOS PINGÜINOS, MARK TWAIN EN INVIERNO Y CLINT EASTWOOD EN ALCATRAZ

"Creo que mi biografía cabe en el reverso de una tapa de yogur..."

Si hay algo en esta vida que debería estar en cada rincón es una sonrisa... abres una ventana y aparece una sonrisa, abres un melón... y una sonrisa, haces una foto... y una sonrisa, en la parada del autobús... una sonrisa... cuando se va y pierdes el tren... una sonrisa... deberíamos tener una álbum de sonrisas, esta no la tengo, pues te la cambio, tú te vas con la mía y yo me quedo la tuya...  una sonrisa siempre que valga la pena sonreír, y aunque la vida sea a veces triste, vale la pena siempre...
Y claro, abres un libro, y te encuentras una sonrisa.
Aunque Daniel Nesquens, natural de Zaragoza, escribiera su biografía en el reverso de una tapa de yogur, lo haría con todo su humor, porque él sabe que las palabras que dices tienen valor si alguien las escucha, si alguien las lee, y no hay nada más maravilloso que leer un libro sonriendo.
He leído muchos libros suyos:  HASTA CASI CIEN BICHOS, EL HOMBRE CON EL PELO REVUELTO, TRES PÁJAROS EN LA CABEZA, la serie MARCOS MOSTAZA...
Y todos hablan de ese humor que no es más que la realidad distorsionada, la ocurrente fantasía, la sorpresa detrás de la esquina, los juegos de palabras, los equívocos casuales, la pícara y traviesa intención de darle a todo la vuelta, el traer al caso lo que se espera, y a menudo lo que no se espera, diversión, alegría, un gramo de consciente locura, mostrar la vida como es, y si no es, imaginar cómo pudo haber sido, la inocencia desbordada, el saber reírse de uno mismo, el no reírse de los demás, olvidar el ridículo en un sonrojo... ser un ladrón de carcajadas... no es más que esto, casi nada y mucho más... es cultura... es un arte... lo que decía Daniel...

"Tuve una infancia de juegos de calle, de estar poco en casa. Así pasó que un día mis padres no me conocieron y no me dejaron entrar..."

Una alumna me dejó el otro día DIECISIETE CUENTOS Y DOS PINGÜINOS... Libro en el que hace tiempo ya descubrí esa perspectiva cómica que tiene Nesquens de este mundo y que tan bien sabe regalarle a los más pequeños... y los más mayores.
Debajo de la dedicatoria leí una frase de Mark Twain... "El invierno más frío que he conocido fue un verano en San Francisco"
Conocida es mi afición a la literatura de Mark Twain, ( en su día ya hice una entrada que podéis LEER http://andres-unmundodepalabras.blogspot.com.es/search?updated-max=2013-03-30T12:07:00-07:00&max-results=9&start=27&by-date=false) ... y la frase me pareció curiosa...
Esa misma noche, creyendo que haciendo zapping me iba a ir mejor que contado ovejas, me encontré con Clint Eastwood en Alcatraz... "Se fuga" pensé, porque lo pone en el titulo y porque la había visto dos veces... pero como soy así, me quedé un rato en aquel peñón... y qué sorpresa la mía, cuando un señor mayor, que ve a Clint en el patio abrigándose a gusto, le dice:
- Ya lo decía Mark Twain "El invierno más frío que he conocido fue un verano en San Francisco".

Será una tontería, pero esa casualidad me trajo a la mente los pingüinos del libro y a unos niños jugando al fútbol... recordé que cuando era pequeño y vivía en Huesca estuve varias veces en Zaragoza, y en una de esas veces, me encontré unos niños jugando en la calle, y en aquellos tiempos en un partido nunca sobraba nadie...

"De niño imaginaba ser un futbolista de Primera División"...

Y yo Daniel, y yo...

Será casualidad, pero me quedé dormido pensando que quizás uno de aquellos niños era Daniel Nesquens... y soñé que era un pingüino que con la voz de Constantino Romero decía "Alégrame el día"... 

2 comentarios:

1º de PRIMARIA C.E.I.P. Nº 3 dijo...

Me encanta tu blog. He leído algunas de tus entradas y son fantásticas. Es un placer leerte por tu gran cultura cinematográfica y tu especial sensibilidad, entre otras cosas. Gracias.

Nati dijo...

Pues sí, coincido con mi compañera ... es un gusto leer a Andrés, y una suerte tenerle de compañero.
Y me gusta eso de la "sonrisa en cualquier lugar"; en la medida de lo posible quiero contribuir...